Liefmans

Bélgica es uno de los países que ha visto de nacer y crecer a bastantes casas cerveceras. Hoy hablamos sobre las cervezas Liefmans. Esta casa cervecera tiene su origen en el siglo XVII en una ciudad belga llamada Oudenaarde.

Fue fundada por Jacobus Liefmans, pero una de las personas más representativas de la empresa es Rosa Merchx. Esta señora, ha sido una persona que gracias a su dedicación constante y talento ha hecho de la cervecería un éxito.

Actualmente, R. Merchx sigue revisando los procesos y la calidades de la cerveza junto a los grandes maestros cerveceros de la empresa.

Tras haber recorrido tanta trayectoria esta fábrica cervecera, actualmente, sus admiradores puedes disfrutar incluso de un museo viviente. En el cual se pueden encontrar las primeras máquinas que lo hicieron triunfar.

Al igual que sus procesos, sus sabores y aromas han ido variando para conseguir una perfección más concreta.

 

Las cervezas de Liefmans se elaboran con amor y artesanía, inmersas en la rica tradición de la cultura cervecera belga.

Liefmans está hecho con una combinación de malta clara, oscura y tostada. Después de fermentar durante una semana, la cerveza pasa de dos meses a un año de maduración en nuestras bodegas, según el tipo. La amargura típica, con matices dulces, se crea mezclando cervezas maduras con cervezas más jóvenes.

 

Yell’Oh

Nos encontramos ante una cerveza muy refrescante con u mezcla muy interesante de frutas exóticas, flor de saúco y albahaca. Se pretende brindar una nueva experiencia cervecera, la cual puedes disfrutar en cualquier momento y desde cualquier ricón del mundo.

Su apariencia es dorada, pero tiene un aroma y estilo afrutado.

 

 

 

Deja un comentario